Boric Refresca su Gabinete en Medio del ‘Caso Convenios’ sin Modificaciones Sustanciales

https://elpais.com/chile/2023-08-16/boric-renueva-su-gabinete-sin-cambios-de-fondo.html

El presidente chileno, Gabriel Boric, ha realizado este miércoles su tercer cambio de Gabinete en los 17 meses de su Administración, que finaliza en marzo de 2026. Es el primer ajuste luego de que, en mayo pasado, en las elecciones del Consejo Constitucional, la extrema derecha del Partido Republicano se quedara con 22 de los 50 puestos del órgano que redacta una nueva Constitución, con una fuerte derrota de las fuerzas oficialistas. El mandatario de izquierdas de 37 años ha realizado cambios en cinco carteras -integra a cuatro nuevos ministros y a una la cambia de secretaría de Estado-, pero no ha tocado a su comité político, el espacio donde toma las decisiones de mayor complejidad. Es, por lo tanto, un cambio ajustado, con una profundidad que no apunta a una redirección estratégica ni de fondo, como le pedía la oposición y determinadas voces del oficialismo.

La Moneda enfrenta un escenario complejo: el caso Convenios, una trama de desvíos de recursos públicos a fundaciones privadas ligadas al oficialismo –sobre todo al partido Revolución Democrática (RD) del Frente Amplio, la coalición de Boric- han hecho ya caer a siete funcionarios del Gobierno en los últimos dos meses. La pérdida de mayor peso político fue la de Giorgio Jackson, fundador y líder de RD, el mayor aliado político y amigo del presidente, que el viernes pasado renunció a su cargo y se adelantó, de esta forma, al ajuste de Gabinete que preparaba Boric. Las relaciones con la oposición, sobre todo por el caso Convenios, se encuentran en un momento difícil, aunque mañana los partidos de la derecha tradicional agrupados en Chile Vamos están convocados a La Moneda para dialogar en torno al pacto fiscal y la reforma de pensiones.

Estas son las claves del ajuste.

Removidos los ministros mal valorados

El presidente Boric ha realizado cambios enfocados en los ministros que, a su juicio, no estaban realizando bien su trabajo. Es el caso de Marco Antonio Ávila, militante de RD como Jackson -eran los únicos dos miembros de Gabinete de este partido-, el profesor que lideró la cartera desde el comienzo del Gobierno, en marzo de 2022. Enfrentó diversos problemas en estos 17 meses y estuvo a punto de salir del equipo de ministros en el ajuste anterior, en marzo pasado. En medio de una gran crisis educativa, en julio pudo salvarse de una acusación constitucional que buscaba su destitución en el Congreso.

En su lugar, el jefe de Estado instaló a Nicolás Cataldo, militante comunista, que hasta hoy se desempeñaba como subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, un cargo de alta relevancia en el aparato del Estado. Es un intento por mostrar que no aceptará vetos al PC -el partido más importante de su Gobierno- y una apuesta por controlar al Colegio de Profesores, la gremial que está movilizada por diversas demandas.

Respecto del equilibrio de fuerzas, el PC ha sumado peso en el Gabinete, mientras el partido RD ha quedado solo con una cartera.

Un cambio antes del 11 de septiembre

En Cultura, Boric optó por sacar a Jaime de Aguirre, el independiente que llegó al Gobierno recién hace cinco meses. Su gestión estuvo marcada por diversas polémicas -como el rechazo a que Chile fuera invitado de honor de la feria de Frankfurt en 2025- y, en general, por poca preparación para el cargo y una llamativa falta de peso político. El mandatario decidió removerlo pese a que el ministro tenía en sus manos la coordinación de las actividades por los 50 años del golpe de Estado en Chile, que se conmemorarán el 11 de septiembre próximo. Es una señal de que el ajuste no podía esperar, porque en La Moneda se apostaba a que el cambio de Gabinete se realizaría luego de esa fecha. En su lugar, Boric ha nominado a la actriz Carolina Arredondo, independiente.

En el cargo de Jackson, en el ministerio de Desarrollo Social, el presidente instaló a Javiera Toro, del partido Comunes, del Frente Amplio, que hasta hoy era la ministra de Bienes Nacionales. Esta última cartera ha quedado en manos a Marcela Sandoval, periodista y exdiputada, militante de RD. En el nuevo Gabinete, será la única ministra de este partido que ha estado en el centro del caso Convenios.

En Minería, Boric ha optado por remover a Marcela Hernando, militante del Partido Radical, de la izquierda moderada. A cargo de la cartera ha instalado a Aurora Williams, del Partido Radical, como su antecesora, que lideró la cartera en el segundo Gobierno de Michelle Bachelet (2014-2018).

La vocería, intacta

En este tercer ajuste de su Gabinete, el mandatario ha decidido no mover las piezas de su comité político, donde toma las principales decisiones. El presidente optó por mantener en su cargo a Camila Vallejo, militante comunista, parte del triángulo estudiantil que conformaba Jackson y el propio presidente, ministra portavoz de La Moneda. La geógrafa ocupa el ministerio de la Secretaría General de Gobierno desde marzo de 2022, cuando debutó la actual Administración, pero se barajaba su movimiento al Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género o a Desarrollo Social, una cartera que tiene en sus manos la lucha contra la pobreza y la implementación de políticas públicas para superar las inequidades. Desde la explosión del caso Convenios, en junio pasado, las vocerías sobre este asunto están en manos del ministro de Justicia, el abogado Luis Cordero, por lo que la labor de Vallejo ha tenido menos protagonismo.

El comité político del presidente, por lo tanto, seguirá intacto y lo conforman: Carolina Tohá (Interior, del PPD, de la izquierda moderada), Álvaro Elizalde (que lleva las relaciones con el Parlamento desde la Segpres, socialista), Vallejo en la vocería, Mario Marcel (Hacienda, socialista), Antonia Orellana (ministra de la Mujer, militante del partido Convergencia Social del Frente Amplio, como Boric ) y Jeannette Jara (Trabajo, militante comunista).

Los socialistas retienen a Montes

Uno de los principales focos de atención en este cambio de Gabinete -que fue totalmente adelantado por la prensa local desde temprano este miércoles- era la permanencia de Carlos Montes, el ministro de Vivienda, la cartera donde se ha concentrado el caso Convenios. Militante socialista, histórico de la centroizquierda chilena, logró mantenerse en el Gobierno, donde debutó en marzo de 2022 tras dos décadas en el Congreso como parlamentario. Fue la principal lucha del Partido Socialista, que lidera la coalición Socialismo Democrático, una de las dos que sustenta al Gobierno: la permanencia de Montes. La semana pasada, la renuncia de Jackson del Gabinete estuvo precedida por una fuerte presión pública y privada de los socialistas a La Moneda para no permitir que el ministro de Vivienda saliera del Gobierno junto al mayor aliado político del presidente, como buscaba el propio Jackson y el Frente Amplio.

Un cambio en la antesala de la reunión con la derecha tradicional

El cambio de Gabinete de Boric se produce a horas de que la derecha tradicional, agrupada en Chile Vamos, asista a La Moneda para retomar las conversaciones con el Gobierno en torno a las reformas tributaria y de pensiones. El encuentro -Boric ha recordado hoy que personalmente llamó a los presidentes de la UDI, RN y Evópoli el pasado lunes para convocarlos- se produce luego de que parte de la oposición congelara el diálogo con el Ejecutivo mientras el presidente no removiera a Jackson del equipo de ministros. El presidente de RN, el senador Francisco Chahuán, ha reaccionado al ajuste de Gabinete: “Cambiemos para que nada cambie. Esa parece ser la consigna de este Gobierno”, ha dicho en parlamentario.

 

El mismo Boric, en su discurso de 13 minutos luego del cambio ministerial, describió el momento político y profundizó, sobre todo, en la apuesta por los acuerdos: “Hoy es un momento de enfrentar respetuosamente las diferencias y encontrar los puntos en común. En esa línea, en las últimas semanas y días, todos hemos dado pasos. Chiquititos, con desconfianzas y escepticismo, pero pasos al fin. Gestos que ayudan a la concordia y al entendimiento”.

Las mujeres vuelven a predominar en el Gabinete

Cuando el presidente Boric asumió el Gobierno de Chile el 11 de marzo de 2022 y tomó juramento a su Gabinete, eran 14 ministras y 10 ministros. Para el segundo ajuste ministerial, en marzo pasado, el equipo quedó con 13 ministros y 11 ministras, tres mujeres menos que cuando asumió. Esta tarde, con el tercer cambio ministerial, las mujeres vuelven a convertirse en mayoría: 13 mujeres y 11 hombres.

Cambios en cinco subsecretarías

El mandatario chileno ha cambiado esta tarde a cinco subsecretarios, los segundos a bordo en cada una de las 23 carteras que componen el Gobierno.

En la subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, dependiente de Interior, nombró a Francisca Perales, ingeniera del partido Convergencia Social del Frente Amplio, que se desempeñaba como subsecretaria de Servicios Sociales del Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

En la subsecretaría de Defensa, Boric nombró a Ricardo Montero, militante socialista que hasta hoy era el jefe de Gabinete de la ministra del Interior, Carolina Tohá.

A la subsecretaría de Minería se integra Suina Chahuán, abogada independiente, mientras que en la subsecretaría de Cultura arriba Noela Salas, licenciada en Artes Escénicas, productora cultural, artista y gestora, militante de Convergencia Social.

A la subsecretaría de Servicios Sociales, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, llega la socióloga Francisca Gallegos, militante de RD, que se desempeñaba como jefa de la División de Promoción y Protección Social, de la misma cartera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *